lunes, 21 enero 2019

Revolución Masculina

E-mail

 

Cuando las mujeres se enfrentaron a su situación, vieron que las grandes conquistas debían producirse, principalmente, en el ámbito de lo social el mundo del trabajo, la política, la familia, etc. En medio una maraña de dificultades, las pioneras de la lucha feminista contaron con dos circunstancias a su favor la primera, que los problemas y sus causas eran fácilmente identificables y, la segunda, que la lucha que tenían pendiente era contra la injusticia y la desigualdad y, por tanto, de conquista de nuevas posiciones y estatus sociales.


HombresLa alienación, femenina era importante y esto hacía que muchas mujeres, aún hoy ocurre, no fueran conscientes de su discriminada situación. Pero una vez, que una mujer daba el paso hacia la toma de conciencia sobre la injusticia de la que era víctima, todo jugaba a favor para que se mantuviera como luchadora, más o menos activa, del movimiento pro liberación de la mujer.


En el caso de los hombres la situación es muy distinta. Para empezar, lo excepcional, cien años después, es que alguno de nosotros sintamos la necesidad de tomar conciencia de algo, es decir, que haya siquiera tema sobre el que pensar, discutir, posicionarse, unirse y trabajar. La posición, oficial de los hombres, es la de hacerse los fuertes ante todo y ante todas. Naturalmente, en éste y en todos los aspectos de la vida, los resultados son nefastos. Pero, ¿por qué se da esta gran dificultad para identificar el problema?


Podría, resumirse en que nuestro ego no nos permite ver nuestras miserias. Educados, como estamos, para la competitividad y la búsqueda de la perfección, no sabemos ni podemos, identificar nuestros problemas, aquellos puntos que no andan como se supone que debieran hacerlo. En realidad, nadie nos ha enseñado a mirarnos. De pequeñitos, ya se nos decía lo que teníamos que hacer, se nos educaba para tener altos valores pero no para los sentimientos y, mucho menos, si estos provocaban inseguridad y pérdida. Eso era de débiles.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos